Futuro y desafío del FSM

Contribución del grupo NFSM a la reunión conjunta del CI y del grupo facilitador de México, 12 junio 2021

Esta contribución se basa en los debates en el grupo ‘Para un Nuevo FSM’, creado hace más de un año por Boaventura de Sousa Santos, Roberto Savio, Oscar Gonzalez, Norma Fernández, Leo Gabriel y su servidora. Nuestro punto de partida es que el FSM y su Consejo Internacional están esclerosados, ya no sirven al objetivo que una vez sí teníamos de reunir a los movimientos sociales del mundo entero y  trabajar en convergencias,  desarrollar un discurso contra-hegemónico.

En este momento el FSM y su CI son estructuras ong-izadas, burocratizadas, sin dinámica propia, y no son las cifras de participación lo bastante altas para cambiar algo de esta realidad, al contrario. El FSM quiere ser un espacio abierto, lo que es positivo, pero si no va más allá tampoco puede tener algún éxito en el mundo. Porque si se realiza una reunión a nivel global, que ya es extraordinario, pero no se quiere verdaderamente organizar, ni tratar de buscar las convergencias, ni siquiera tener una voz en el mundo, entonces, a nosotros nos parece un ejercicio bastante inútil. En el CI faltan los jóvenes, faltan las grandes organizaciones y faltan los intelectuales.

En la preparación del FSM México 2022 es muy importante discutir del pasado y del futuro del Foro, porque no se puede preparar bien el futuro sin conocer y entender el pasado.

Además, es obvio que el Grupo Facilitador de México tendrá que buscar su propio camino y sus propias prioridades, una tarea para la cual también es importante conocer la historia para evitar los errores ya repetidos.

Soy miembro del CI, informalmente desde el 2004, formalmente desde el 2006.

Para ilustrar lo que todo esto significa, quisiera contestar dos preguntas de la reunión de evaluación del GF México después de la reunión sobre la historia del FSM:

  1. Por qué los pueblos originarios ancestrales no constituyen un eje temático? No voy a pronunciarme sobre la oportunidad o no de hacerlo, sencillamente indicarles que el FSM no invita a los movimientos, no decide sobre quién va a estar o no estar, el FSM es auto-organizado y se prohíbe  decidir sobre los movimientos. Esto quiere decir que el FSM no tiene personalidad alguna, no es un sujeto en sí, no actúa y no existe. Esto, para nosotros, es un problema.
  2. La segunda cuestión tiene que ver con esto: la importancia de la comunicación. Sí tenemos una comisión de comunicación con personas muy enérgicas, pero lamentablemente no comunicamos porque no tenemos nada que comunicar. No tenemos voz porque no queremos tener voz, nos prohibimos tener voz. Así, ya lo dije hace unos seis meses, no tenemos página web, no tenemos twitter o Instagram. Descubrí hace algunas semanas que sí  tenemos una página de Facebook, pero nadie lo sabe, nadie lo conoce … Si no comunicamos, no existimos. Eso también es un problema muy grande.

Los desafíos nos parecen estar  en dos niveles:

  1. La institucionalidad del Foro
  2. Los objetivos y la estrategia del Foro
  1. Tomamos nota del hecho de que los problemas del CI, con la Carta de Principios,  las comisiones, las reglas de la toma de decisiones… han sido discutidos durante varios años y no han sido resueltos. Al día de hoy es obvio que algunos no quieren esta discusión y no quieren ningún cambio. Es una realidad que no podemos cambiar.

Sin embargo, nos parece bueno  insistir en la importancia de la democratización y de una transparencia de los mecanismos del Foro si quiere mantener su reputación innovadora. Claro está que el FSM no necesita tener un CI, ni necesita comisiones, o por lo menos no necesito lo que existe ahora, pero sí necesita reglas democráticas y un potencial analítico. Sobre todo la regla del consenso, que equivale a un derecho de veto, tiene que desaparecer. Consenso no puede significar unanimidad.

Ya han pasado cuatro meses desde el Foro Virtual. Nos dijeron que no hay tiempo para discutir sobre la renovación del Foro, pero qué se hizo en estos cuatro meses? Discutir de la historia, de la facilitación sin facilitar. Nos parece que el proceso de México todavía no se lanzó, nosotros no vamos a intervenir en ese proceso, pero nos parece que habría que movilizar en el país entero, en América latina y en otros continentes. Si no van a estar los jóvenes, si no van a estar las grandes organizaciones, este Foro estará muerto porque será  totalmente inútil.

  • A. Nos parece muy importante que el Grupo Facilitador de México empiece con una definición de sus objetivos para luego poder saber adónde va y cómo. Estos objetivos tienen que ser compartidos por todos y todas y se sitúan a dos niveles: los movimientos mexicanos y los movimientos globales.

B. A nivel global ya decidimos que el FSM tiene que ser un sujeto político global, es decir un actor de la transformación social, creador de un discurso contra-hegemónico, un espacio abierto y al mismo tiempo un espacio de acción, o sea un sujeto que puede hablar y actuar en el mundo. En este momento el FSM es demasiado endógeno, auto-referencial, auto-complaciente, fuera de la realidad concreta del mundo. Eso tiene que cambiar. El FSM necesita tener su propia voz.

C.  El Grupo Facilitador tiene que estar consciente del hecho de que el mundo ha cambiado en las últimas dos décadas. Ya no vivimos en el mismo mundo, la geopolítica es totalmente distinta, el capitalismo ya no es el mismo, se ha financiarizado de tal modo que algunos prefieren hablar de un nuevo feudalismo. El neoliberalismo ha sido interiorizado por todos lados aunque también en existe hoy día una tendencia a volver al ‘deficit spending’de la economía, manteniendo la austeridad para la población. Los movimientos sociales son más numerosos y más dinámicos que hace 20 años, pero están muy fragmentados, haciendo de su poder potencial una debilidad.

Tenemos un poder potencial pero no tenemos estrategia para concretizarlo. El FSM tendrá que tomar en cuenta estos elementos. También necesitará una política de comunicación muy concreta. El FSM tiene que ser capaz de convertir  la dinámica de los movimientos en acciones comunes concretas.

D. La tarea más difícil va a ser la de buscar y encontrar los intereses comunes que  existen, pero que requiere de todos y todas una voluntad y una flexibilidad importantes.

En este contexto, nos parece importante que el Foro de México 2022 consista en dos partes: una, un foro ‘tradicional’, de  espacio abierto, donde los movimientos del mundo entero se encuentren e intercambien sus experiencias y sus estrategias; y dos, una parte ‘constituyente’ para hablar de los cambios institucionales necesarios. Continuar negando la necesidad de los cambios es lo peor que le puede pasar al Foro y tendrá como consecuencia su burocratización y su ong-ización. Nosotros creemos que el FSM sí es reformable y tiene que tratar de ser mejor de lo que es.

Vemos hoy en día otras iniciativas, tal como el Foro de los pueblos de Asia y Europa: estoy en su comité organizador y es totalmente distinto, trabajando en grupos temáticos, más pequeño pero diez veces más dinámico. Es un proceso continuo y los foros son el resultado directo del trabajo hecho en los años anteriores. Existe también la Internacional Progresista, con una organización mínima pero si muy activo en las redes sociales. Son ejemplos que podemos utilizar. Y claro está, existen los varios foros temáticos que a veces funcionan mejor que el FSM, buscando innovar en sus estrategias y metodologías.

Entonces nosotros pensamos que si el FSM quiere sobrevivir con un papel constructivo, orientado hacia el futuro, tiene que cambiar. Tiene que democratizarse, introducir más transparencia, no aferrarse a su CI y su CP tal como existen ahora y trabajar en grupos temáticos con un grupo de intelectuales para preparar los análisis y la estrategia. Es en esta dirección que nosotros estamos trabajando con el Grupo Renovador.

Para el foro en México de 2022, tendrán que entrar los grandes movimientos y más jóvenes que no estén cargados con el lastre del pasado. 

Nuestra contribución es crítica pero al mismo tiempo muy constructiva, porque creemos en el Foro, creemos en su potencial. No nos queda mucho tiempo. El vigésimo aniversario y el FSM de México son una oportunidad excelente para realizar los cambios necesarios.Suerte!

Ce contenu a été publié dans Uncategorized. Vous pouvez le mettre en favoris avec ce permalien.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *